Más eficiente, más inteligente

El hormigón supera a todos los materiales de
construcción alternativos en términos de eficiencia
energética. El uso de hormigón en las edificaciones
permite una mayor estabilidad térmica, ya que
suaviza las variaciones de la temperatura interna.

Su aplicación permite reducir el consumo
energético de climatización (calefacción y el aire
acondicionado) hasta un 40% respecto a construcción
tradicional, permitiendo alcanzar más facilmente
el bienestar térmico.

Cualquier sistema destinado a mejorar la eficiencia
energética tendrá por tanto mejores resultados en
un edificio con envolvente de hormigón.

NOTA: El material mostrado se ha obtenido de un estudio de simulaciones realizadas por el Grupo Termotecnia de la Universidad de Sevilla.

Patrocinadores CEMEX Holcim Lafarge Grupo Cementos Portland Valderrivas