Directiva de Eficiencia
Energética de los Edificios

El hormigón es una solución muy
competitiva para cumplir los requisitos de la
Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios
(EPBD), cuyo objetivo es la reducción del
consumo energético europeo.

Si este efecto se tiene adecuadamente en cuenta en
los procedimientos de cálculo admitidos por la EPDB,
se obtiene una mejora en el consumo energético
hasta el 40% en un edificio de una elevada inercia
térmica, en comparación con uno equivalente
de baja inercia térmica.

El edificio ecHor demuestra fehacientemente que un
edificio con envolvente de hormigón y por tanto de
elevada inercia térmica conserva las condiciones
de confort interior estables a lo largo del tiempo,
frente a otras soluciones constructivas.

El reconocimiento en la Directiva de la valiosa
contribución de la masa térmica refrenda el valor del
hormigón utilizado como envolvente de los edificios.

La Directiva 2010/31/UE sobre
Eficiencia Energética en Edificios,
dispone que los estados miembros
se asegurarán de que a más tardar
el 31 de diciembre de 2020, todos
los edificios nuevos sean edificios de
consumo de energía casi nulo, y de
que después del 31 de diciembre de
2018, los edificios nuevos que estén
ocupados y sean propiedad de
autoridades públicas sean edificios
de consumo de energía casi nulo.


el hormigón y
la Directiva de
Eficiencia Energética
de los Edificios
Patrocinadores CEMEX Holcim Lafarge Grupo Cementos Portland Valderrivas